22/oct/2021

El III Encuentro Interreligioso de Santiago se abre con llamadas a la esperanza, fraternidad, paz, tolerancia y convivencia

  • “Solo la fraternidad puede cambiar el mundo”, según señaló el cardenal Ayuso, la más alta dignidad de la Iglesia católica para el diálogo interreligioso
  • Margarita Robles, ministra de Defensa, y Andrea Riccardi, historiador y fundador de una asociación laica dedicada a promover el ecumenismo, intervendrán mañana sábado en las sesiones matinales

Santiago de Compostela, 22 de octubre de 2021

El III Encontro Interrelixioso con motivo del Año Santo Compostelano y el Xacobeo 21-22, que promueven la Xunta de Galicia y la Iglesia Metropolitana de Santiago, celebró la primera de las jornadas en el Auditorio Abanca (Preguntoiro, 23) con la asistencia de un centenar de personas a las mesas-coloquio programadas. Esperanza, fraternidad, paz, tolerancia y convivencia fueron valores citados en las distintas intervenciones.

El arzobispo de Santiago –Julián Barrio–, la directora de Turismo de Galicia –Nava Castro– y el conselleiro de Cultura y Educación –Román Rodríguez– abrieron el encuentro. Monseñor Barrio indicó que la acogida del acontecimiento en esta “iglesia peregrina es motivo de gran esperanza”, y señaló dos claves como el camino que se debe recorrer: “Debemos saber la meta a la que tenemos que llegar en la Iglesia, con independencia de que vayamos más rápidos o más lentos. Y debemos llegar a la meta sin herir el corazón de nadie. Necesitamos escuchar y ser escuchados”. Castro, que recordó las 160.000 Compostelas que se han entregado en lo que va de año, destacó el significado del encuentro con la mirada puesta en la “reconciliación y unión” de los pueblos del mundo. “Es importante que este año y el próximo construyamos entre todos un jubileo diferente e histórico. Y el Camino de Santiago es hoy un camino abierto y seguro”, según añadió. Por su parte, Rodríguez habló de un encuentro para el diálogo en el marco del bienio jacobeo: “Siempre encontraremos muchas más cosas que nos unen que las que nos separan”.

La conferencia inaugural corrió a cargo del cardenal Miguel Ángel Ayuso, presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso de la Santa Sede, cuyas primeras palabras fueron para señalar que la paz y la fraternidad están “amenazadas” en el mundo actual, de ahí que cualquier contribución al diálogo interreligioso sea “bienvenida”, rememorando que el Concilio Vaticano II ya “expresaba oficialmente” el concepto de encuentro entre religiones. Tras citar al papa Francisco –“Soñamos religiones hermanas y pueblos hermanos”–, el cardenal Ayuso se refirió al diálogo y la amistad como un “desafío, cuyo umbral el papa Francisco pide que se atreviese”. Apeló a la necesidad de “valores éticos fundamentales” para el bien común de la humanidad y a que la Iglesia católica es “consciente” de la importancia del diálogo –“una necesidad vital de la que depende nuestro futuro”– y respeto entre hombres y mujeres de distintas tradiciones y culturas. “Todos estamos en la misma barca a pesar del reconocimiento de nuestras diferencias, aunque estas nos ayudan también a reconocernos en nuestra propia identidad. Solo la fraternidad puede cambiar el mundo”, concluyó el purpurado, máxima autoridad católica para el diálogo interreligioso.

“La verdad está presente de manera fidedigna en todas las formas de religión”

La primera mesa del día se dedicó a los valores, tolerancia y convivencia entre religiones, en la que participaron Mohamed Ajana (secretario de la Comisión Islámica de España), Juan Carlos Ramchandani (presidente de la Federación Hindú de España), el padre Dámaso (rector de la parroquia ortodoxa de San Juan de Crisóstomo de A Coruña) y el padre Juan (sacerdote de la pastoral de Prisiones en Galicia). Ajana (Islam) indicó la importancia de hablar entre las diferentes religiones, aludiendo a que ellos celebraban periódicamente jornadas y comidas de convivencia. Ramchandani (hijo de hindú y española, casado y residente en Ceuta) dijo que en el hinduísmo se considera una “gran familia” a todos los seres humanos y que la India es una tierra de acogida de distintas religiones. “La verdad está presente de manera fidedigna en todas las formas de religión”, concluyó, al tiempo que destacaba que, actualmente, hacían mucha pedagogía del cuidado y respeto por el medio ambiente. El padre Dámaso (médico casado ortodoxo) expresó que “se imponen” la tolerancia y la convivencia en esta sociedad de grandes flujos migratorios, subrayando que todos los credos tienen los mismos objetivos: el servicio al prójimo y vivir la espiritualidad. “Es importante tratar de conocernos con lealtad, entender lo que buscamos, superar nuestros recelos y sabiendo que todos somos peregrinos e hijos del mismo Padre”, según advirtió. Finalmente, el padre Juan habló de la experiencia pastoral en las prisiones –“sin juzgar a nadie”– y comentó que en la cárcel de Teixeiro habría internos de unas cuarenta nacionalidades y de diferentes confesiones.

La jornada de mañana sábado se abre con una conferencia sobre fraternidad y convivencia entre religiones, a las 10 de la mañana, a cargo de Andrea Riccardi, prestigioso historiador y fundador de la Comunidad de San Egidio-Roma, asociación laica que promueve el diálogo y el ecumenismo. A continuación, intervendrán en una mesa sobre sociedad, política y religión, la magistrada y ministra de Defensa del Gobierno de España –Margarita Robles–, el cardenal emérito de Sevilla –Carlos Amigo– y el politólogo de la USC Xosé Luis Barreiro, tras la que se realizará el correspondiente coloquio.

La asistencia como público es libre, pero debe realizarse la correspondiente inscripción en la dirección web https://xacobeo2021.caminodesantiago.gal/gl/detalle-evento?eventoId=X0144