1/sep/2021

La Xunta inicia esta semana obras de mejora de la seguridad viaria en tres puntos del Camino Primitivo que coinciden con vías autonómicas en A Fonsagrada

  • El delegado territorial de Lugo, Javier Arias, comprobó hoy la marcha de los trabajos de refuerzo de la señalización y acondicionamiento del pavimento de la ruta xacobea en el cruce con la carretera LU-740 a la altura de A Pobra de Burón
  • Estos días también comienzan las actuaciones en sendos cruces del Camino con la LU-530 en San Xoán de Padrón y con la LU-701 en Silvela

A Fonsagrada (Lugo), 1 de septiembre de 2021

La Consellería de Infraestructuras y Movilidad inicia esta semana las obras de mejora de la seguridad en tres puntos del Camino Primitivo en el ayuntamiento de A Fonsagrada que confluyen con carreteras autonómicas.

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, Javier Arias, comprobó la marcha de los trabajos que comenzaron el lunes en el cruce con la LU-740 a la altura de Pobra de Burón, a unos dos kilómetros del núcleo urbano. En esta zona se está reforzando la señalización y pavimentando con piedra el trecho del Camino que enlaza con la vía.

En cuanto a las previsiones para los próximos días, Arias avanzó que hoy empezarán actuaciones similares en un cruce con la carretera LU-530 situado en el entorno de Vilardongo (San Xoán do Padrón); y desde el viernes se trabajará en el entronque de la ruta con la LU-701 en la zona de Silvela.

Destacó que la Xunta está ejecutando nuevas obras de refuerzo de la seguridad en puntos del Camino que confluyen con carreteras autonómicas de toda la Galicia. En el municipio de A Fonsagrada, hay previstas ocho actuaciones en las vías LU-740, LU-701 y LU-530 con una inversión total de 27.500 euros.

Los proyectos hacen especial hincapié en el refuerzo de la señalización, con la colocación de indicativos que advierten de la presencia de peatones, elementos reflectantes, carteles que alertan de peligro o balizas verticales cilíndricas en la calzada.

En el conjunto de la provincia, la Xunta invierte 466.800 euros para actuar en 36 puntos de las diferentes rutas xacobeas, con el fin de mejorar la accesibilidad de los Caminos a Santiago y garantizar un tránsito más seguro para peregrinos y peatones en general.