1/Jun/2020

La Xunta licita la restauración del Santuario de Nuestra Señora de las Angustias en Ferrol

  • La intervención se centrará en resolver los problemas de humedades que sufre este inmueble, sede de la Cofradía de las Angustias e importante espacio litúrgico en la celebración de la Semana Santa ferrolana
  • La construcción de una cámara bufa, la impermeabilización, la renovación de revocos o la sustitución puntual de la cubierta, son algunos de los principales trabajos previstos

Ferrol, 1 de junio de 2020

La Xunta de Galicia llevará a cabo las obras de restauración de paramentos verticales en el santuario de Nuestra Señora de las Angustias para resolver los problemas de humedades que afectan al inmueble. A tal fin, en el día de hoy se saca a contratación una intervención que compromete más de 120.000 euros para resolver las patologías de este monumento, sede de la Cofradía de las Angustias e importante espacio eclesiástico en la celebración de la Semana Santa ferrolana, declarada de Interés Turístico Internacional.

En la actualidad, existen problemas de humedad en diversas zonas del inmueble derivadas de la entrada de agua a través de distintos puntos de los paramentos exteriores e interiores. Para su solución está previsto la construcción de una cámara bufa, la impermeabilización de puntos críticos, la renovación de los revocos con mortero de cal, el relevo puntual de la cubierta de teja, así como diversos tratamientos de limpieza, consolidación y pintado del monumento.

Para poder desarrollar los trabajos necesarios, la Xunta de Galicia y la Diócesis de Mondoñedo-Ferrol firmaron un convenio de colaboración para la puesta a disposición de los terrenos e inmuebles necesarios para la ejecución de las actuaciones en el monumento.

Singular bien ferrolano

El Santuario de Nuestra Señora de las Angustias fue construido por la cofradía homónima a finales del siglo XVIII y es un bien catalogado incluido en el planeamiento de Ferrol. El inmueble y su entorno inmediato también se encuentran en el ámbito de protección del Camino Inglés. En su interior alberga una talla que es objeto de veneración, la Virgen de las Angustias, que porta al hijo en brazos.

Se trata de una edificación caracterizada por su sobriedad y líneas simples. Tiene una planta rectangular de gran profundidad, con una capilla mayor estrecha que posee un retablo detrás del cual se encuentra la sacristía, a la que se accede por dos puertas. Cuenta con un ancho espacio dividido en tres tramos de diferente anchura y longitud. Las cubiertas tienen bóvedas con lunetos bajo los que se abren óculos de iluminación.

El tramo de entrada, de mayor amplitud, está destacado en planta; el segundo es algo menor y ligeramente más estrecho; finalmente, el tercero, de transición a la capilla mayor, experimenta un suave estrechamiento inferior que, no obstante, no afecta en modo alguno a la recta continuidad del muro perimetral.