Wed Nov 14 01:00:00 CET 2018

Román Rodríguez anuncia una inversión superior a los 450.000 euros en la iglesia de San Xiao de Moraime en 2019

  • La Administración autonómica empleó 50.000 euros en la reintegración de la policromía y la aplicación de tratamientos contra el biodeterioro
  • Asimismo, aporta cerca de 17.000 euros para la realización de sondeos y de un estudio sobre el estado de conservación del yacimiento
  • El conselleiro recuerda que desde el año 2009 y contando esta última inversión prevista, la aportación de la Xunta asciende a 900.000 euros

Muxía (A Coruña), 14 de noviembre de 2018

 El conselleiro de Cultura e Turismo, Román Rodríguez, acompañado por el delegado territorial de la Xunta en A Coruña, Ovidio Rodeiro, visitó esta mañana el yacimiento y la iglesia de San Xiao de Moraime en el ayuntamiento coruñés de Muxía para comprobar de primera mano el estado actual de la pintura mural tras los trabajos de restauración finalizados este año. El conselleiro destacó que “el objetivo es trabajar sobre este conjunto con el fin de garantizar la protección del yacimiento y la permanencia del inmueble y del patrimonio artístico que atesora, aumentando así su interés turístico”.

En este sentido, para el año 2019 está prevista la licitación del proyecto básico y de ejecución de obras de conservación de las fachadas por un importe de 456.762,90 euros. Este importe se suma a los 444.945,04 euros invertidos desde el 2009 y gracias a los cuales se llevaron a cabo numerosas actuaciones para la protección de pinturas, murales, actuaciones de rehabilitación de la casa rectoral y a toma de datos para la realización de mapas entre otras. De este modo, entre los años 2009 y 2019 la Xunta habrá invertido más de 900.000 euros en la iglesia y monasterio de Moraime.

El conselleiro también recordó que acaban de finalizar los trabajos de restauración de la pintura mural por un importe de 50.000 euros cofinanciados con Fondos FEDER. En concreto, los trabajos que se realizaron consistieron en la limpieza de la superficie, aplicación de tratamientos contra el biodeterioro, consolidación del soporte y reintegración de la policromía. Asimismo, se procedió a retirar morteros antiguos para sustituirlos por otros nuevos y se realizaron mapas de estado de conservación de las pinturas.

La zona de actuación fueron las pinturas que ocupan el muro norte, que representan los siete pecados capitales a través de la personificación de los pecados y de la representación de los seres demoníacos que instigan los vicios y virtudes y que animan a practicar la penitencia y la oración.

Actuaciones anteriores y para 2019

Además, el departamento de Cultura de la Xunta de Galicia realizó, en los años 2014 y 2015, obras para atajar la entrada de agua por capilaridad y filtración en los muros de la iglesia. Además, la intervención anterior sobre la pintura del muro oeste permitió ajustar criterios y procedimientos de actuación, y comprobar la efectividad de los trabajos realizados anteriormente para atajar la humedad.

El conjunto de la iglesia y los edificios del antiguo monasterio de San Xiao de Moraime es uno de los ejemplos singulares del románico gallego con aportaciones estilísticas de épocas posteriores y tiene la consideración de Bien de Interés Cultural.

La iglesia se encuentra en el Camino de Santiago, concretamente en la Ruta de Fisterra y Muxía, y contiene pinturas medievales únicas ubicadas en la pared norte y en la sur. En ellas se realizaron actuaciones para estabilizar sus condiciones de humedad lo que permitió afrontar la restauración de la pintura mural.

Estudio arqueológico

Recientemente, en el mismo lugar donde se encuentra el conjunto, se realizaron sondeos en el yacimiento arqueológico romano-medieval descubierto en la década de los años 70 y que fue objeto de una serie de intervenciones arqueológicas. En aquel momento, se descubrió la fuente monumental y parte de su canalización, pero no los muros laterales asociados a la misma, hecho que indica que el yacimiento pudo ser desmantelado tras la excavación realizada en el año 1971.

En la actualidad se está realizando un estudio arqueológico del ámbito y se hará un levantamiento fotogramétrico de las estructuras encontradas que formarán parte de la correspondiente memoria técnica que dará cuenta del estado de conservación de estos restos. Hace falta destacar que la Xunta está invirtiendo 16.940 euros destinados a los sondeos y a la realización de dicho estudio.