Mon Nov 20 01:00:00 CET 2017

La Xunta invierte cerca de 760.000 euros en las obras de mejora, acondicionamiento y señalización del Camino a Fisterra-Muxía

  • Los trabajos benefician a los diez ayuntamientos por los que discurre el epílogo de la ruta xacobea, gracias a un proyecto cofinanciado al 80 por ciento con fondos Feder
  • El delegado territorial en A Coruña, Ovidio Rodeiro, evocó el interés de los primeros peregrinos por continuar la ruta del sol y llegar, al otro lado de Santiago, al fin de la tierra

Santiago de Compostela, 20 de noviembre de 2017

El delegado territorial de la Xunta en A Coruña, Ovidio Rodeiro, visitó esta mañana las obras para la mejora, acondicionamiento y señalización del Camino Fisterra-Muxía que se están llevando a cabo en diferentes tramos, y en las que la Xunta de Galicia invierte cerca de 760.000 euros. Se trata de un proyecto cofinanciado al 80 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional en el marco del programa operativo Feder Galicia 2014-2020.

El Camino de Fisterra–Muxía, discurre desde Santiago de Compostela hasta Fisterra y Muxía, a lo largo de 148,08 kilómetros, siendo la única ruta con origen en Santiago. Su meta es Fisterra o Muxía, cualquiera de los dos, lugares de gran simbolismo y vinculaciones xacobeas donde antes se situaba el fin del mundo conocido. Se divide en los siguientes cuatro tramos: Santiago de Compostela-Olveiroa (60,680 kilómetros), Olveiroa-Fisterra (29,020), Olveiroa-Muxía (26,620), y Muxía-Fisterra (31,760). El conjunto del camino atraviesa los ayuntamientos de Santiago de Compostela, Ames, Negreira, Santa Comba, Mazaricos, Dumbría, Cee, Corcubión, Muxía y Fisterra. En todos ellos están previstas obras de acondicionamiento derivadas del proyecto que hoy visitó el delegado territorial.

El objeto de la actuación es describir y valorar las obras necesarias para acondicionar y mejorar el estado de conservación de varios tramos del Camino de Fisterra-Muxía. Asimismo, se acometen una serie de actuaciones encaminadas a la mejora de la sinaléctica del Camino, con la intención de completar una recuperación y potenciación del Camino de Fisterra-Muxía a su paso por los distintos municipios como un recurso cultural, económico, turístico y de comunicación.

Ovidio Rodeiro señaló que “desde la más remota antigüedad, todos los pueblos y todos los viajeros que se acercaron a Compostela sintieron deseos de proseguir la ruta del sol, de llegar al fin de la tierra, el último reducto de tierra conocida de aquella”, por lo que destacó que “el compromiso de la Xunta de Galicia con la Costa da Morte “hacía de este proyecto, más que una necesidad, un deber”.