Los amantes de la naturaleza cuentan con muchos atractivos. Una veintena de parques y jardines que son un verdadero cinturón verde. Los ríos Sar y Sarela, circundando la ciudad y, en lo alto, el monte Pedroso.