El Camino de Santiago te demuestra que lo que importa es el ahora, es hablar, es conocer a otra gente.

...

Me gusta mucho la bondad de la gente. Esa predisposición a ayudar. A echar un cable.

Todo empezó como un proyecto meramente deportivo en el que me propuse dar la vuelta a España en bicicleta. En teoría iba a ser de una manera y luego todo cambia.

El Camino de Santiago te demuestra que lo que importa es el ahora, es hablar, es conocer a otra gente y, sobre todo, sentirte parte de un planeta en donde lo único que hay son personas, animales y plantas.

Me gusta mucho la bondad de la gente. Esa predisposición a ayudar. A echar un cable. En las ciudades estamos muy encerrados por barreras. Tenemos que saber qué cosas nos hacen sentirnos bien y ser felices. Para mí ser feliz es esto, poder hacer cosas como estas, que hacen que te realices totalmente.