Seas cristiano, musulmán, creas o no, seas lo que seas, vive esta experiencia.

...

El Camino no finaliza aquí, en la tumba del Apóstol, sino que el Camino es eterno… Santiago es el inicio.

Ha sido un viaje verdaderamente excepcional. Por todo. He hecho el Camino de viaje de novios y ha sido especial. En primer lugar, por estar con la persona con la que te acabas de casar.

Hablar con, a lo mejor, diez personas de nacionalidades diversas... Recuerdo a Estéfano de Tedesco [Alemania], a Quico y Ana, italianos; James, de Nueva Zelanda; Clara, de Canadá…  Personas que se me han quedado muy dentro del corazón.

El Camino no finaliza aquí, en la tumba del Apóstol, sino que el Camino es eterno. Y está también en todo el Camino que hemos recorrido. En la Catedral vi el símbolo del alfa y el omega, el inicio y el fin, pero esto es precisamente el inicio. El Camino empieza precisamente aquí. Santiago es el inicio.

Seas cristiano, musulmán, creas o no, seas lo que seas, haz esta experiencia. No se puede describir con una palabra. Sólo vívela.