Para conseguir la Compostela no se necesita haber realizado el Camino de forma continuada en el tiempo, pero sí geográficamente