El doble objetivo de las primeras asociaciones era muy claro: el estudio y la puesta en valor de la historia, el arte y la literatura asociada con la peregrinación a Santiago, y la ayuda a los peregrinos

En 1987 el Consejo de Europa otorgaba desde Estrasburgo el distintivo de Primer Itinerario Cultural Europeo al Camino de Santiago, por la fuerza que el fenómeno jacobeo transmitía en la unión cultural del continente

Al igual que las cofradías medievales y modernas, las asociaciones organizan también actividades dirigidas a los miembros que las integran: reuniones periódicas, caminatas, banquetes…

En junio de 2015 se celebró en Santiago el Primer Encuentro Mundial en Galicia de Asociaciones de Amigos del Camino, que reunió a 157 organizaciones de los cinco continentes